Los peligros de confiar tu piel a manos no calificadas.

En estos últimos tiempos es cada vez más común que las personas que presentan enfermedades en su piel acudan a lugares donde son tratados por personas no calificadas. Cuando llegan estos pacientes a nuestras consultas los médicos especialistas en Dermatología nos enteramos de “tratamientos” practicados en ellos sin ningún respaldo científico y que en muchos casos empeoran el cuadro clínico en lugar de mejorarlo. La preocupación de los especialistas aumenta cuando existen casos en los que se ha llegado a inyectar sustancias prohibidas o no recomendadas generando deformaciones severas e irreversibles en el rostro. También hay casos con pacientes a quienes “les sacaron o quemaron un lunar” sin tener una mínima idea de que eso era un cáncer de piel. Lamentablemente estas personas llegan a nosotros cuando ya no hay nada que hacer.

Lo primero que puedo sugerir es que toda lesión que se presente en la piel, desde una pequeña espinilla hasta un lunar que crece de forma rápida, debe ser evaluada por un DERMATÓLOGO/A. Lo escribo en mayúsculas porque esta palabra significa: un profesional que se formó como médico general durante 6 años, cumplió con su medicatura rural durante 1 año, realizó una especialidad entre 3 a 5 años y posteriormente se capacita en las distintas áreas relacionadas con esta rama de la medicina como son: dermatología estética, dermatología cosmética, dermatología oncológica, cirugía dermatológica, dermatología pediátrica, etc.

Ahora es muy común que ciertos personajes de las redes sociales te recomienden utilizar tal o cual producto sin el debido criterio médico haciendo que la automedicación y la agresión a un órgano tan delicado como la piel sea una moda de todos los días. Posteriormente seremos los dermatólogos, quienes debemos resolver estás complicaciones. Lo ideal sería que los pacientes acudan a nuestras consultas a recibir un asesoramiento especializado e individualizado según sea el caso.

El mensaje final de estas palabras que he compartido con ustedes es: La piel es el órgano más grande y complejo del ser humano. Es una barrera protectora frente al exterior, es delicada y necesita de mucha atención. Es muy importante confiar su cuidado a los verdaderos expertos en su tratamiento, los DERMATÓLOGOS. No vale la pena correr riesgos porque el día de mañana pueden costar muy caro.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *